Determinación de alfa-sinucleína en suero para el diagnóstico de enfermedad de Parkinson.
junio 4, 2019
El DATSCAN podría ayudar a conocer la progresión de la enfermedad.
junio 13, 2019
Mostrar todo

La acupuntura puede mejorar los síntomas del Parkinson.

Un meta-análisis de 42 estudios en modelos animales analiza el papel protector de la acupuntura en la enfermedad de Parkinson.

La acupuntura aumenta los niveles en sustancia nigra de tiroxina hidroxilasa, enzima necesaria para la producción de dopamina.

Sin embargo, sólo en 3 estudios se observa un incremento de la dopamina a nivel del núcleo estriado.

En general, los animales tratados con acupuntura mejoran en aspectos motrices.

El presente estudios sugiere un posible papel beneficioso de la acupuntura en la enfermedad de Parkinson.
La acupuntura se ha utilizado durante mucho tiempo en los países de Asia oriental para tratar las disfunciones motoras y los trastornos neurológicos como el de Parkinson. La evidencia sugiere que la acupuntura puede mejorar las respuestas neuronales asociadas con la función motora en pacientes con Parkinson, y su efecto se ha demostrado en estudios tanto clínicos como de neuroimagen con resonancia magnética funcional. Sin embargo, los mecanismos no están claros y se está investigando en modelos animales dado que se piensa que la acupuntura podría proteger a las neuronas dopaminérgicas. Algunos estudios si han demostrado un efecto protector de la acupuntura pero otros no.

Con intención de conocer realmente si la acupuntura podría tener un efecto protector sobre las neuronas dopaminérgicas, un equipo investigador coreano, expertos en el tema, revisaron los datos de 42 estudios publicados que se centraron en la evaluación preclínica del potencial terapéutico de la acupuntura para la enfermedad de Parkinson. Se publica en la revista Frontiers in Aging Neuroscience . En los estudios, un grupo fue tratado con acupuntura y otro no (control), estableciéndose comparaciones. De los 42 estudios, 23 probaron los efectos de la electroacupuntura y 19 utilizaron la acupuntura manual. Se trata de estudios realizados en modelos animales de ratón, variando el modelo entre los estudios, lo cual ayudó a tener una visión más amplia del posible efecto de la acupuntura y evitar el sesgo biológico con la limitación correspondiente de trasladar los resultados del modelo animal al humano.
Todos los estudios, con la excepción de dos, demostraron que la acupuntura aumentó los niveles de una enzima llamada tirosina hidroxilasa en la sustancia nigra, la principal región cerebral afectada en la enfermedad de Parkinson. Esto es un hallazgo importante dado que la tirosina hidroxilasa participa en el procesamiento de la dopamina y, como tal, los niveles bajos de esta enzima se asocian con la progresión de la enfermedad y por el contrario, niveles más elevados de tirosina hidroxilasa favorecen la producción de dopamina y ayudan a compensar su déficit. Sin embargo, sólo en 12 estudios analizaron la recuperación de la cantidad de dopamina en el estriado en los animales tratados con acupuntura frente a los que no, observándose sólo en 3 de ellos recuperación y siendo a nivel global considerado todos los estudios los cambios observados como no significativos. Finalmente, y dependiendo de los estudios debido a que hubo gran variabilidad en los métodos, los ratones tratados con acupuntura mejoraron en la función motora, documentándose al realizar mejora tareas en diferentes test. Entre los test utilizados, algunos fueron ejercicios de rotación, comportamiento en campo abierto, y test de fuerza de agarre, análisis de la marcha o prueba de cilindro.
En conclusión, este meta-análisis sugiere que la acupuntura podría producir beneficios en la enfermedad de Parkinson. El mecanismo sería mediante el estímulo de una mayor liberación de tiroxina hidroxilasa, necesaria para producir dopamina. Aunque no llega a ser concluyente la observación de un incremento de los niveles de dopamina en el estriado en los modelos animales, queda como hipótesis o posibilidad un efecto protector neuronal. Además, a priori la acupuntura produciría beneficios desde el punto de vista motor.


DIEGO SANTOS GARCÍA
NEUROLOGÍA, CHUAC (COMPLEJO HOSPITALARIO UNIVERSITARIO DE A CORUÑA), A CORUÑA

4 Comments

  1. María Jesús dice:

    HOLA tengo 55 años y 5 diagnosticada. Tengo serios problemas de TIC, respecto a atracones de.comida, compras.cpmpulsivas, hobbismo, un gran caos en mi habitación, mumva acabo de.colocar armarios, peleas horribles con mi madre, pequeños hurtos
    Saben si en algún hospital español se está realizando algún estudio sobre estos trastornos PARA PODER ACCEDER ?
    GRACIAS

    • Diego Santos dice:

      Estimada MJ:

      En la web buscadora de ensayos clínicos Trials Gov aparecen 72 estudios / ensayos para trastorno de control de impulsos. Sin embargo, en España sólo aparece uno, en Barcelona, en el hospital Sant Pau, es un ensayo sobre terapia con mindfulness y cognitivo-conductual sobre el TCI. El enlace es: https://clinicaltrials.gov/ct2/show/NCT03497247?cond=Impulse+Control+Disorder&cntry=ES&rank=1

      A título personal no conocemos otros estudios ahora en marcha más allá de estudios en los que se analice el problema (frecuencia, variables asociadas, etc.) en estudios de cohortes como la de COPPADIS, por ejemplo. Hubo algún ensayo en España con algún fármaco como gabapentina u otros, pero desconocemos actualmente que estén en marcha.

      Más allá de la investigación, este trastorno puede ser muy grave y la prioridad es el manejo clínico (asistencial). Debes consultar con tu médico / neurólogo para informarle de todo y pueda intentar mejorar los síntomas.

      Un saludo.

    • Verónica Pezoa. Olavarría dice:

      Hola tengo 56 años. Y seis diagnósticda, mi pregunta es normal que. Me den resfriados con fiebre, dolores musculares muy. Gracias

      • Diego Santos dice:

        Buenas tardes.

        La fiebre no es un síntomas característico de la enfermedad de Parkinson. Puede haber trastornos de la sudoración, pero no fiebre. Tampoco los resfriados es algo característico. Sí el dolor, que puede ser muy frecuente y variable en su fenomenología. A veces por la rigidez, distonía, calambres, agarrotamiento…, etc. Debes consultar con tu médico. Cuando hay síntomas como fiebre, dolor, etc., es en ocasiones necesario hacer análisis para evaluar marcadores de inflamación dado que algunas enfermedades infecciosas, reumatológicas, etc., pueden cursar con estos síntomas. La recomendación es consultar con tu médico.