Entrevista con el Dr. Esteban Peña, neurólogo que dirige el curso “Trastornos del movimiento en el anciano”.
octubre 8, 2019
El ejercicio físico aeróbico en domicilio supervisado es beneficioso para la enfermedad de Parkinson.
octubre 16, 2019
Mostrar todo

La estimulación cerebral profunda induce el normal funcionamiento del conectoma en la enfermedad de Parkinson.

Image converted using ifftoany

La neuroimagen ha presentado un cambio reciente de paradigma desde una descripción formal de los patrones de actividad local hacia el estudio de redes cerebrales distribuidas. El marco recientemente definido del "conectoma humano" permite el análisis global de partes del cerebro y sus interconexiones. Es decir, el cerebro no son zonas aisladas que funcionan de forma independiente, son múltiples áreas interconectadas en forma de red que funcionan de forma coordinada.
La estimulación cerebral profunda es una terapia para pacientes con trastornos severos del movimiento, cuyo objetivo es reajustar la actividad anormal de la red cerebral mediante la estimulación local de alta frecuencia de los ganglios basales. Más allá de su utilidad clínica, la estimulación cerebral permite investigar la conexión funcional y la modulación de redes cerebrales distribuidas en el cerebro humano. Un estudio publicado en la revista Brain ayuda a conocer el funcionamiento del conectoma y los efectos de la estimulación cerebral sobre él.
Realizaron en el estudio una resonancia magnética funcional en estado de reposo a 20 pacientes con enfermedad de Parkinson con estimulación cerebral profunda del núcleo subtalámico activado y desactivado. Se comparó con un grupo control de 15 sujetos de la misma edad. Basado en un modelo realista en 3D del electrodo y la anatomía circundante, la cantidad de impacto local de estimulación cerebral se estimó utilizando un enfoque de método de elementos finitos. Un análisis estadístico basado en la red reveló que la estimulación cerebral profunda atenuaba acoplamientos específicos que se sabe que son patológicos en la enfermedad de Parkinson. Es decir, el acoplamiento entre el tálamo motor y la corteza motora aumentó mientras que el acoplamiento estriatal con el cerebelo, el pálido externo y el núcleo subtalámico disminuyó con la estimulación cerebral profunda.
Este estudio demuestra que la resonancia magnética funcional en estado de reposo permite obtener información adicional sobre cómo la estimulación cerebral profunda modula el conectoma funcional del cerebro humano. La estimulación cerebral profunda efectiva aumenta la conectividad general en la red motora y fortalece específicamente la conectividad talamocortical al tiempo que reduce el control estriatal sobre los ganglios basales y las estructuras cerebelosas. En otras palabras, la estimulación cerebral profunda induce un mejor funcionamiento de las conexiones entre áreas cerebrales.



DIEGO SANTOS GARCÍA
NEUROLOGÍA, CHUAC (COMPLEJO HOSPITALARIO UNIVERSITARIO DE A CORUÑA), A CORUÑA

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *