Un marcador en sangre de la progresión del Parkinson: NfL.
agosto 22, 2019
Conociendo el riesgo de desarrollar demencia al explorar la mirada del paciente.
septiembre 10, 2019
Mostrar todo

La estimulación del nervio vago mejora las alteraciones de la marcha en pacientes con Parkinson.

• Las alteraciones de la marcha y los bloqueos en particular, son síntomas que impactan de forma muy negativa en la calidad de vida de los pacientes con Parkinson.

• Además, muchas veces son refractarias al tratamiento.

• Su origen sería la alteración del sistema colinérgico y su activación mediante la estimulación del nervio vago (ENV) podría ser una terapia prometedora.

• La ENV es bien tolerada y se ha estudiado recientemente en pacientes con enfermedad de Parkinson en dos estudios, uno abierto en 19 casos y otro frente a placebo en 30 casos.

• Los resultados son prometedores, con mejorías en parámetros de la marcha y en los bloqueos.

• Es necesario un ensayo clínico randomizado.
Como algunos estudios han demostrado, entre ellos COPPADIS, las alteraciones de la marcha son uno de los problemas que más impactan en la calidad de vida de los pacientes con enfermedad de Parkinson. Muchas veces el manejo es complejo, dado que no responden bien a la medicación. Incluso pueden suponer una contraindicación para la cirugía de estimulación cerebral profunda. Una posible terapia sería la estimulación del nervio vago, dado que activaría el circuito colinérgico, que está afectado en pacientes con Parkinson y bloqueos de la marcha. Este tratamiento se utiliza en epilepsia y se está investigando para patologías como la depresión, dolor o migraña. En Parkinson, no se había utilizado en pacientes todavía, aunque si un estudio en un modelo animal mostró resultados prometedores.
Se han publicado recientemente en Movement Disorders dos estudios en los cuales aplicaron la estimulación del nervio vago (ENV) en pacientes con enfermedad de Parkinson, uno realizado en India y el otro en Reino Unido .

El primero es un estudio abierto, es decir, trataron a 19 pacientes con Parkinson con ENV y les evaluaron antes y después, para ver la respuesta. Eran pacientes de en torno a 63 años, con enfermedad moderada, pero puntuaciones altas en la escala motora UPDRS-III (50 puntos) y de bloqueos de la marcha FOG-Q. La ENV fue administrada en el nervio vago izquierdo, a la altura del cuello en el ángulo de la mandíbula, a través de un dispositivo de estimulación manual. Se estimuló dos veces durante 120 segundos con un intervalo de 15 minutos entre ambas. En la evaluación posterior a la intervención observaron mejorías en la escala motora UPDRS-III en casi 7 puntos, y a nivel de la marcha mejoraron parámetros como el número de pasos, velocidad del paso y la longitud de la zancada. Algo importante es que del total, 12 tenían bloqueos de la marcha y 7 no, observando mejoría en el número de pasos al girar en aquellos con bloqueos también. Fue bien tolerada, sin complicaciones.
En base a este estudio, podríamos decir que la ENV podría mejorar la marcha de los pacientes con Parkinson. El problema es que es un estudio abierto, es decir, todos fueron tratados y no se puede descartar un efecto placebo o sesgos de los investigadores en la evaluación. El segundo estudio analiza el efecto de una dosis única de 120 segundos de ENV en pacientes con bloqueos de la marcha resistentes a medicación. Incluyen 30 pacientes, 15 reciben realmente ENV y los otros 15 no, pero si se someten al procedimiento aunque luego no se les aplica la terapia (procedimiento engaño). Los pacientes tratados con ENV mejoraron en la marcha, observándose reducción significativa en el tiempo de zancada y variabilidad en la longitud del paso, mientras que estos parámetros aumentaron en los sometidos a engaño. No se observaron efectos secundarios relevantes.
Ambos estudios sugieren que las alteraciones de la marcha, y los bloqueos en particular resistentes a medicación, podrían mejorar con la estimulación del nervio vago. Se puede hacer de forma no invasiva con un dispositivo aplicado en la zona del cuello. El mecanismo sería a través de la activación del sistema colinérgico, afectado en pacientes con Parkinson y bloqueos de la marcha. Los resultados de ambos estudios son preliminares pero muy interesantes. Es necesario en ensayo clínico randomizado con un tamaño muestral elevado. Como aspecto positivo, la buena tolerabilidad del procedimiento.


DIEGO SANTOS GARCÍA
NEUROLOGÍA, CHUAC (COMPLEJO HOSPITALARIO UNIVERSITARIO DE A CORUÑA), A CORUÑA

2 Comments

  1. Muscellini maria alicia dice:

    No es beneficioso para tratar la ELA tengo esclerosis bulbar me afectó el habla y la deglución puede ser un tratamiento alternativo?