5 consejos alimentarios para pacientes con Párkinson
marzo 20, 2017
Jornadas de Puertas Abiertas en Enfermedad de Párkinson
abril 5, 2017
Mostrar todo

Los 5 artículos científicos sobre Párkinson más relevantes de Marzo

Para los que ya sois lectores de nuestro blog, un mes más, ya tenemos los #5artículospor de Marzo. Para los que lleguéis aquí por primera vez, os ponemos en situación.

#5artículospor es una sección en la que mensualmente un neurólogo de reconocido prestigio nos acerca los 5 artículos científicos más interesantes del mes. En esta ocasión, contamos con Dr. Jorge Hernández-Vara, neurólogo experto en Trastornos del Movimiento del Hospital Vall d´hebrón de Barcelona.

Espero que os resulten interesantes y si es así, estaríamos encantados de que lo compartieseis en las Redes bajo el hashtag #5artículospor.
PRIMER ARTÍCULO: Comienza la carrera de la inmunoterapia para modificar la progresión de la enfermedad de Parkinson.

Es de todos conocidos que la proteína denominada alfa-sinucleína es uno de los componentes principales en las inclusiones que se observan en los cerebros de las personas con enfermedad de Parkinson.

Recientemente se ha llevado a cabo un estudio en sujetos sanos realizado por Schenk DB y colaboradores y publicado en la revista Movement Disorders, con la molécula PRX002 que es un anticuerpo monoclonal que se une específicamente a la alfa-sinucleína facilitando su eliminación del cerebro por parte del sistema inmunitario.

Se trata de un Ensayo Clínico Doble Ciego y comparado con placebo realizado sobre sujtetos sanos. Los resultados del estudio indican que se trata de una molécula segura y bien tolerada. Asimismo los investigadores encuentran una disminución dosis dependiente de la alfa-sinucleína sérica mientras que se objetivó un aumento de la alfa-sinucleína total (libre + unida al anticuerpo).
CONCLUSIÓN: La alfa-sinucleina sérica puede ser efectivamente y de una manera segura modulada mediante la infusión endovenosa de un anticuerpo monoclonal frente a la alfa-sinucleina lo que abre una puerta de esperanza para futuros estudios orientados a valorar su potencial como modificador de la enfermedad.
SEGUNDO ARTICULO: Errores en la medicación antiparkinsoniana en pacientes hospitalizados.

No es infrecuente que los pacientes con enfermedad de Parkinson ingresen en los hospitales por otros problemas de salud. Pues bien, es un problema sanitario relevante la frecuencia de errores en la medicación (no administración de dosis, no seguimiento de la posología adecuada o la administración de fármacos antidopaminérgicos) que prolongan la estancia hospitalaria y la iatrogenia.
En un reciente estudio publicado en la revista Parkinsonism and Related Disorders, Lertxundi U y colaboradores analizan la frecuencia de errores en la medicación relativos a la enfermedad de Parkinson en el País Vasco. Para ello analizaron el tipo y la frecuencia de errores en los pacientes con enfermedad de Parkinson ingresados en la Red de Hospitales públicos del País Vasco durante un período de 2 años.

El estudio incluyó a 1628 pacientes que fueron ingresados por otros motivos 2546 veces. Se detectaron errores en la medicación en casi un tercio de los ingresos siendo los errores más frecuentemente detectados los relativos a la omisión de la medicación antiparkinsoniana, administración de antieméticos inapropiados y la administración de neurolépticos inapropiados. Los errores en la medicación se asociaron de forma significativa con ingresos más prolongados y una mayor morbi-mortalidad.
CONCLUSIÓN: Los errores en el manejo farmacológico de los pacientes con enfermedad de Parkinson y hospitalizados por otros motivos son relativamente frecuentes y se asocian con ingresos más prolongados y una mayor morbi-mortalidad. Como reflexión, sería necesario implementar protocolos y mensajes de alerta en los servicios de farmacia hospitalaria para evitar dichos errores.
TERCER ARTICULO: Beneficios de un programa de ejercicios de resistencia progresiva en la enfermedad de Parkinson.

Es de sobra conocido los efectos beneficiosos de la actividad física en la Enfermedad de Parkinson. En este trabajo realizado por Santos L y colaboradores y publicado en la revista European Journal Of Physical and Rehabilitation Medicine evalúan los efectos de un programa de ejercicios de resistencia progresiva en pacientes con un fenotipo rígido-acinético de la enfermedad.

El estudio incluyó a 28 pacientes (13 en el grupo de tratamiento y 15 en el control) a los que se les administraron escalas para evaluar la posturografía, la marcha, el freezing (bloqueos de la marcha) y la calidad de vida. Los pacientes siguieron con su actividad física rutinaria semanal pero adicionalmente los del grupo de tratamiento fueron sometidos a un programa de ejercicios de resistencia progresiva que consistió en 16 sesiones a lo largo de 8 semanas. Se administraron dos sesiones semanales en días no consecutivos de duración aproximada de 60-70 minutos.

Los pacientes sometidos al programa de ejercicios presentaron mejorías significativas en la longitud y velocidad del paso con una mejoría paralela en la calidad de vida.

CONCLUSIÓN: El presente estudio confirma los efectos beneficiosos de los programas de rehabilitación en la enfermedad de Parkinson y en concreto en aquellos con un fenotipo rígido-acinético que pueden presentar alteraciones de la marcha y postura invalidantes.
Desde hace varias décadas se conoce que el hierro puede jugar un papel principal en la degeneración de las células dopaminérgicas. Aprovechando las propiedades paramagnéticas que posee el hierro se han desarrollado varias técnicas para evaluar “in vivo” los depósitos de hierro y ver su utilidad en el diagnóstico de la enfermedad.

El presente trabajo realizado por Langley J y colaboradores y publicado en Movement Disorders analizan la Sustancia Negra pars compacta en 28 pacientes y 54 sujetos control utilizando secuencias potenciadas en T1 y de susceptibilidad magnética.

Los pacientes con enfermedad de Parkinson, respecto a los sujetos sanos, mostraron una hipointensidad más intensa en la Sustancia Negra pars compacta, fundamentalmente en la región ventrolateral, concordante con el mayor grado de degeneración en los estudios post-morten. Además las alteraciones en esta región son las que mejor discriminaban respecto a los sujetos sanos.
CONCLUSIÓN: las nuevas secuencias de Resonancia Magnética parecen ser sensibles a la detección de los depósitos de hierro. Se necesitan más estudios de validación y de diferenciación con otros parkinsonismos para considerarlo como un biomarcador futuro robusto.
QUINTO ARTÍCULO: Se relaciona el beta-amiloide y los trastornos de la marcha en la enfermedad de Parkinson.

Los trastornos de la marcha aparecen con relativa alta frecuencia en la enfermedad de Parkinson y en muchas ocasiones constituye un síntoma invalidante y que afecta a la calidad de vida. Buscar marcadores que predigan la aparición de trastornos de la marcha constituye una de las principales necesidades de cara a conocer que subtipo de pacientes lo pueden desarrollar, con el objetivo de poder implementar en el futuro tratamientos más efectivos.

Recientemente Rochester L y colaboradores han publicado en la revista Neurology un estudio prospectivo de 108 sujetos con enfermedad de Parkinson y 130 sujetos control, emparejados por edad y género, en el que mediante un análisis cuantitativo de la marcha y diversos biomarcadores en líquido cefalorraquídeo intentar buscar factores relacionados con la alteración de la marcha en los 3 primeros años tras el diagnostico.

Los autores encontraron que los niveles basales bajos de Aß42 y en menor medida de Aß40 (amiloide, que es lo que se sabe se deposita en el cerebro de los pacientes con Alzheimer) son los factores que predijeron de forma independiente la alteración en la marcha en los 36 meses tras el diagnóstico. Uno de los datos interesantes es que estos hallazgos fueron independientes tanto de la edad como el estado cognitivo.
CONCLUSIÓN: La patología amiloide podría estar implicada en las redes neuronales del control locomotor y que el metabolismo ß-amiloide podría erigirse como un potencial marcador de alteraciones de la marcha resistentes a la levodopa y abre una nueva puerta para futuras terapias que mejoren los trastornos de la marcha y el potencial riesgo de caídas.






Dr. Jorge Hernández-Vara

Neurólogo experto en Trastornos del Movimiento
Hospital Vall d´hebrón de Barcelona



Comments are closed.